Brazilian Jiu Jitsu. El primer mes

Llevo un mes entrenando 10th Planet Jiu Jitsu. Tras años siendo un fan de las MMA (siglas en inglés de las Artes Marciales Mixtas) (primero del Pride, luego del UFC) decidí ver más de cerca uno de los pilares de las MMA.

pressure-points-border

Estuve entrenando MMA en Gasteiz cerca de tres meses (me metieron un armbar con demasiado afán e intenté zafarme de la forma equivocada, así que me tiré más de seis meses lesionado) y me encantó el Jiu Jitsu, aunque la parte del golpeo no me gustó nada. Bueno, el sitio donde entrenaba y los dos euros anuales que gastaban en renovar el material ayudaba a que no me gustara. Semana que hacíamos golpeo con los paos más cutres del mundo, semana que no podía correr. Y estaba preparándome una media maratón… Que no hice, claro.

Total, la parte de entrenamiento de suelo que hacíamos me dejó fascinado. En la mayoría de artes marciales o sistemas de lucha el combate se detiene cuando se llega al suelo o cuando se cumple alguna condición (uno de los contendientes tiene la espalda en el suelo durante n segundos, por ejemplo). En Brazilian Jiu Jitsu la verdadera acción suele empezar precisamente cuando llegas al suelo.

En el Brazilian Jiu Jitsu no hay puñetazos y patadas. Pero es duro. Es muy duro física y mentalmente. Al no haber golpes es posible ir al 100%. Todos los días hay sparring (combate), algunos días toda la clase es una sesión de sparring tras otra. Al 100%.

Hay muchas webs y muchos blogs (casi todos en inglés) donde cuentan más o menos esto de una u otra manera. Así a botepronto estas son las cosas que te pasan cuando eres un novato en BJJ. De cada uno de estos puntos podría sacar un post entero. De hecho quizás lo haga, aunque solo sea como ejercicio para repasar conceptos y seguir usando el castellano en serio, porque no me sobran las oportunidades últimamente.

Los que no tenemos ni puta idea obviamente intentamos usar la fuerza para sobrevivir. Si no tienes técnica usas la fuerza. Y así empiezas a aprender alguna de las importantes lecciones del BJJ.:

– si usas la fuerza estás totalmente destruido en cinco segundos. Punto. Vale, quizás estás MUY fuerte. Diez. Treinta incluso. Ahora prueba a hacer ejercicios isométricos (empujar una pared, vaya) durante un minuto seguido. Y ahora intenta moverte como una culebrilla como el tipo que tienes tumbado encima y te aplasta contra el suelo aunque es obvio que pesa menos que tú. Hablo de este tipo de sensaciones 🙂

– los primeros meses (seis o más) entrenar consiste en que te usen como mopa, como dummy o como lastre para probar técnicas. Por supuesto que lo hacen en contra de tu voluntad, pero lo hacen. Prácticamente todos los que entrenan contigo pueden hacer lo que quieran contigo en todo momento.

– la técnica ya llegará; tú no lo notas, pero estás aprendiendo. El problema es que el resto está aprendiendo también y tus progresos se ven ensombrecidos por los ajenos. Pero cada sesión cuenta.

– Tap, nap, or snap. Con esta ingeniosa sucesión de monosílabos en inglés lo que quieren decirte es que cuando estés en una luxación, una llave de brazo, es decir, cuando te hayan aplicado una técnica y no puedas o no sepas cómo salir debes hacer tap, palmear. En competición sería decir me rindo, pero entrenando es para, la técnica ha entrado bien o vale, no se cómo salir de aquí, empecemos de nuevo.

– El ego se queda en la puerta. El BJJ es muy complejo y generalmente resulta difícil de aprender, así que alguien que sabe un poco puede ser muy superior a alguien que no sabe nada. Es normal que te vapulee un chavalito que pesa 20kg menos y mide 15cm menos que tú sin tener que emplearse a fondo. Alguien muy fuerte, o con mucha experiencia en boxeo, o kick boxing o algún otro sistema de golpeo puede encontrarse con la desagradable sorpresa de que no tiene ni media hostia. Hay que asumir que uno es un ignorante, cargarse de paciencia y aprender a ser triturado una y otra vez durante meses varias veces por semana.

– el ambiente entre la gente del BJJ es excelente. Siempre. A pesar del origen japonés de los inicios del BJJ (el Jiu Jitsu es obviamente japonés) la influencia brasileña se nota muchísimo. Se estrecha la mano de toda la gente con la que entrenas ANTES de comenzar y le das un abrazo a toda la gente que hay en clase al terminar. Al instructor y a toda la gente, hayas entrenado ese día con él o ella o no. Y le das las gracias. Todo el rato das las gracias porque todos aprendemos de todos todo el rato. Y a los novatos nos animan mucho. Y es genial.

One Response

  1. Tony says:

    Gracias por emplear tu tiempo en relatar tus experiencias , para que otros tomemos una referencia del camíno ! un saludo Ossss !

Leave a Reply