sigo_con_la_busqueda

He pasado la mañana buscando en internet y hablando por teléfono con gente. Algo va apareciendo, pero parece que me va a costar trabajo dar con el responsable de todo esto, el director de la peliculilla.

Los avances del dia:

1.- He dado con el otro guionista de El juego de los dentistas. Lleva años apartado de la profesión de escribir para el cine (y eso que él, al menos, llegó a escribir cosas largas) y me ha atendido muy amablemente. Recuerda cómo pasó un fin de semana en un pueblo de Cantabria trabajando con el guión y atendiendo a las exigencias de los productores (vamos, quita eso que es muy caro, lo de siempre). Por lo que he llegado a ver de la sinopsis los cambios son enormes pero no termino de comprender en qué abaratan la película. Tampoco es que hubiera 20.000 naves espaciales, un entorno de época, tanques ni barcos. En fin. El caso es que este hombre esperó a que alguien cumpliera la promesa de llamarle para estar durante el rodaje (no he dicho que se rodó en 35mm) y esperando sigue. Él sabe que se rodó, pero tampoco lo ha llegado a ver. He quedado en hacerle llegar copia de algún modo, aunque solo sea para hacer lo que yo, es decir, ponerlo en una balda pequeñita donde pueda uno decir “pues sí, en esto tengo parte yo.

2.- He hablado con el departamento de EITB que se encarga de la venta de material y un dia de estos me van a llamar para ver cómo me envian una copia del corto. Como no es de producción propia (¿ETB tiene producción propia? ¿Y para qué quieren entonces la subcontratación?) había que hablar con alguien además de con quien he hablado. Espero anhelante.

3.- He hablado con un tipo que participó en el corto. Vive en Andalucía desde hace casi diez años pero sigue en el oficio. Me ha dado información de gente que quizás siga en contacto con el director y ha quedado en escribirme porque ha montado una productora y si escribo algo se lo pueda mandar. Como ya sabe de qué manera no me gustan las cosas me ha dicho que él es pobre pero honrado y que sabe perfectamente cómo se hacen. Todo atado, firmado y claro. Así me gusta a mí la gente, la hostia.

4.- He llamado a cuatro sitios donde el director ha trabajado en los últimos diez años. No he podido franquear la barrera que suponen las veinteañeras que ponen a coger el teléfono y que, por supuesto, no entendían nada de lo que les contaba. Con esto he descubierto que en ingeniería social soy un paquete total. Mal vamos, porque a este tio en el Google no hay quien lo pille. No es que se llame José Pérez pero hay cientos de tipos con el mismo nombre, entre ellos uno que escribe en El País, algún médico de los que publican artículos, deportistas, etc. Una gracia.

Leave a Reply