el_juego_de_los_dentistas_se_va_desvelando

Parece que dentro de poco voy a poder ver mi primer corto. Bueno, eso que se esconde bajo el título de lo que yo escribí, El juego de los dentistas. En esta categoría están todas las historias de esta bitácora relacionadas con este despropósito esta historia todo este lio… con esto.

Bueno, como ahora tengo tiempo libre me acordé de que tengo por ahí una cosa rodada más o menos a santo de un guión mio desde hace trece años y me ha dado por volver a llamar a unos y a otros. Sí, es como para resoplar.

Los de la productora lo único que hicieron es poner el nombre para facilitar las cosas. En el año 95 parece ser que era requisito imprescindible para acceder a subvención el tener detrás a una productora con varios años de experiencia. Escribo de memoria, pero eran 3 millones de pesetas del año 1995 (yo creo que se parecerán más a 27.000 Euros de hoy dia más a los 18.000 que me salen con la cuenta de la vieja). Un pastizal, vamos.

Llamé ayer por la tarde a la productora (que se llama Ikusmedia, no pongo enlace porque no doy con su sitio web) y me atendió Jose, un tipo muy majo que para mi pasmo se acordaba de bastantes detalles de todo esto y eso que estaba liado con un rodaje en Sudamérica en aquellas fechas y no pudo implicarse en la historia.

Tenía un recuerdo bastante regular (para qué andarnos con leches, tenía un recuerdo malo) de todo aquello, algo que según he visto parece ser lo que tienen en común todas las partes que dieron forma -por decir algo- a todos estos tachones que decía más arriba. De todos modos es curioso que tuviera siquiera un recuerdo, aunque fuera malo.

Jose de Ikusmedia me contó que se encontró con Julio hace no mucho (no muchos años, dos o tres) y que tenía manera de contactar con él; me pidió mi teléfono y me pidió que le dejara hablar con uno de sus socios, que sabría más de todo esto que él. Me aseguró que me llamaría, dejándome -para qué decir otra cosa- en el lugar de una vicetiple. A ver si no, soy de una productora y te voy a llamar. Cuántas veces y de cuántas formas habrá uno oído eso mismo hasta decidir buscarse un trabajo normal y corriente, con sus miserias pero con su nómina y sin artistas.

En fín, hoy por la tarde, le he dado un susto al Isma, con el que tomaba una infusionceja porque de repente necesitaba papel para anotar un teléfono -el del director de la cosa-; mi amigo ha salido echando pipas a buscar papel, boli, lacre, una vela, un sello y un tabernero que tosiera mucho porque creía que era por una oferta de trabajo. Ha sido incluso mejor.

Según he llegado a casa (que tenía más cosas que hacer aunque uno esté desocupao) he llamado a Julio, que así se llama el director que firmó la cosa. Iba a decir reivindicó pero como no lo hace, pues no lo pongo.

Esto es lo que ha pasado:

  • Le he metido el dedo en el ojo un poquitín nada más que por malqueda, pero una vez más queda demostrado que soy un ingenuo. Un tio que te tiene una semana currando como una mala bestia en un guión -osea, gratis-, luego lia a otro guionista para que no deje nada del original, rueda la cosa y no avisa a ninguno de los dos en trece años ¿A ese tio le vas a meter el dedo en el ojo? ¿y por teléfono? ¿Y le vas a intentar meter el dedo en el ojo llamándole malqueda? Eh, qué insultazo, que diría mi amigo Baz. ¿No habrás sido demasiado cruel? Cuando ha replicado ¿Le has dicho "Rebota, rebota y en tu culo explota"?
  • Tiene copia, pero en 35mm
  • Al final no me preocupé mucho de avisar a nadie, dice el cachondo de él. Es inatacable mediante sarcasmo; tiene una cintura que ríete tú de un peso pluma, que he estado atento. Qué manera de esquivar, madre mia. Si es igual de bueno en todo a este tio hay que enterrarlo en una mina de carbón abandonada, que nos quita el trabajo a todos
  • Me dice que la cosa se estrenó en Donosti y en Bilbo, pero él no estuvo ni en una ni en otra, se desentendió de si se vendía o no y en definitiva pasó totalmente de todo. A esto no lo quiere nadie, me digo yo. En ese momento me acuerdo de Larraitz cuando me dijo que había ido a laFilmoteca Vasca a ver la cosa… y no me quiso contar qué había visto. Eso tienes que verlo con tus ojos, decía… y cómo se reía la cabrona de ella, feliz sin un hijo secreto de 13 añazos. Por lo visto los fondos de la Filmo se pueden ver allí mismo y comprar a través de EITB, de ahí que me lo encontrara a la venta. Esto no quiere decir que nadie lo haya comprado, pero en el mostrador está. Muy bien me parece
  • Cuando le he explicado que me encontré con el pastel buscándome y buscando el corto en Google antes de darlo a un director para que considerara su rodaje y me ha dicho que por eso puedo estar tranquilo, que prácticamente lo que ha quedado del original -de mi original, vamos- es el título, así que si se lo cambio puedo rodarlo sin problemas. De hecho el socio de Jose de Ikusmedia decía que el guión original no estaba mal. ¿Tanto como para acordarse 13 años después? Todo el mundo parece acordarse de la historia pero en su momento nadie se acordó de nadie. O bueno, quien tenía que acordarse pasó totalmente de todo
  • Amaya, la exnovia de Julio por lo visto es posible que tenga una copia. Esta muchacha era amiga mia pero le perdí la pista totalmente; es por la que me metí yo en aquél lio de un rodaje de verdad, con contrato de cesión de derechos por un año, versiones y reversiones del guión, sueños, ilusión y nunca más se supo. Me da su teléfono, porque claro está también le tengo perdida la pista hace muchísimo tiempo
  • Resulta que es un bilbaino -cosa que ya sabía- que curra en Bilbo pero vive en Gasteiz (que ya es liarla), aunque está en pleno traslado. No sé a dónde, pero a alguien en pleno traslado pedirle cualquier cosa es tontería
  • Hablando de pedir y de tonterías; va y me dice que –cuando consiga una copia me agradecerá mucho si le consigo una para él, más que nada para tenerla ahí como obra hecha. Lo dicho, un cachondo
  • Tres tonos, responde al teléfono y flipa en colores al oir una voz de hace 13 años. Tiene una niña de casi 4 años. Estas cosas no se le hacen a una madre, sea la de uno o no, pero me doy cuenta tarde.
  • Sí, Amaya tiene una copia en vhs de la cosa, pero ni idea de dónde está. Resulta que hemos estado viviendo en la misma ciudad durante años y no es ya que no nos hayamos llamado, es que no nos hemos cruzado ni hemos coincidido, qué se yo, en un bar o en el cine. Qué cosas. Y que si qué tal esto, qué tal lo otro, pues comemos un dia, pues claro que sí

Total, que voy a tener que recurrir al plan original, a saber: conseguir una autorización de Ikusmedia (la productora que sigue figurando como tal) para que me den una copia en la Filmo. Ya que estoy le tengo que dar una copia de Nombre, grado, unidad a Jose de Ikusmedia y a Amaya. A Julio también, pero supongo que no pasa nada si guardo una copia para darsela en… a ver… sí, en 2021. Fácilmente, que decía el operador de cámara del intelectual automovilista mallorquín.

Leave a Reply